Termina la conversación imposible entre Prada & Schiaparelli

Miuccia Prada fotografiada por Brigitte Lacombe conversó con la creadora del shoking pink, Elsa Schiaparelli 

El pasado domingo 19 de agosto concluyó la exhibición "Impossible Conversations: Prada & Schiaparelli" con un total de 339,838 visitantes. Aunque la cifra es impresionante, no logró competir con la muestra anual del MET del año pasado en la que Alexander McQueen logró conmocionar a 661,509 espectadores con su "Savage Beauty".

Superiores de Schiaparelli coordinados con inferiores de Prada
Sombreros de Schiaparelli con calzado de Prada


Según el curador asociado de la más reciente exhibición, Andrew Bolton, la intención de la temática en Impossible Conversations no era crear un fenómeno sensorial como en el caso de Savage Beauty: "deliberadamente quisimos hacer algo más conceptual e intelectual más que una experiencia emocional. Quisimos concentrarnos en diseñadoras que pudieran casar sus estilos en la práctica".




Dejando aparte el índice de asistencia, es bien cierto que la curaduría que junto a dos grandes italianas de la moda logró hacer una mezcla comparativa ágil y precisa. Durante todo el recorrido el espectador tenía la oportunidad de apreciar contrastes cada vez mas difusos entre el surrealismo de Schiaparelli y el desparpajo de Prada.



Motivos tejidos emulando accesorios,
aportación de Schiaparelli



El sombrero-zapato, resultado de una
colaboración entre Schiaparelli y Dalí






















Las ideas que se presentaban con los conjuntos y pequeñas colecciones de prendas de ambas diseñadoras eran acreditadas por los diálogos ficticios entre Miuccia y Elsa capturados en video y proyectados sin cesar a espaldas de las piezas de confección. Los diálogos recolectaron opiniones muy concretas y a veces encontradas entre las interlocutoras, eso sí, con un gran sentido del humor y aportando datos clave para complementar las confecciones expuestas.

Una de las maravillas que nos deja esta muestra es un diálogo en la sala de bienvenida entre Stalin y Schiaparelli, originario de la revista Vanity Fair de 1930:

Imagen de Vanity Fair 1936. Todas las entrevistas imposibles

STALIN: Qué haces aquí arriba, costurera?
SCHIAPARELLI: Obteniendo una vista aérea de la moda de tus mujeres, Hombre de Acero.
STALIN: No puedes dejar en paz a nuestras mujeres?
SCHIAPARELLI: Ellas no quieren que las dejen en paz. Lo que quieren es verse como las otras mujeres del mundo.
STALIN: Qué! Como esos espantapájaros sin pechos ni caderas de tu civilización moribunda?
SCHIAPARELLI: Ellas ya admiran a nuestros maniquís y modelos. Tarde o temprano abrazarán nuestros ideales.
 STALIN: No mientras persista la ideología soviética.
SCHIAPARELLI: Mira hacia abajo, Hombre de Acero. Mira los salones de belleza y las máquinas de permanentes que surgen por doquier. El siguiente paso es la moda. En unos pocos años dejarás de ver pañuelos en la cabeza.
 STALIN: Subestimas las serias metas de la mujer soviética.
SCHIAPARELLI: Y tu subestimas su vanidad natural.
 STALIN: Tal vez lo mejor sería cortarle los hilos a tu paracaídas!
SCHIAPARELLI: Un ciento de otras modistas me remplazarían.
 STALIN: En ese caso, CORTA LOS MÍOS!



Ligas relacionadas:




Metropolitan Museum of Art
Las cifras desde el New York Times

Mas imágenes del recorrido en IBC

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este espacio!