Los 'Flower Boys' y el impacto económico detrás de la estética K-Pop

De la colaboración GD&TOP

Prendas ceñidas, peinados de salón, cuerpos esbeltos y cientos de dólares invertidos en maquillaje que se traducen en Smokey Eyes, labial y rubor... No estamos hablando de una chica adolescente, mucho menos de un chico gay o metrosexual, se trata de un no tan nuevo pero si creciente segmento de mercado: los Flower Boys. 

Los Flower Boys, también llamados Pretty (bonitos, en inglés) nacen del K-Pop (Korean Pop) y manifiestan una muy particular estética que se opone al macho alfa o al arquetipo de seductor occidental.

Los grupos de K-Pop no escatiman en arreglo personal, ni en miembros. Grupo Super Junior




Los Chicos Flor son para tomarse en serio, y no porque pertenezcan a un movimiento intelectual o por el genero musical al que pertenecen (ya bastante desvirtuado), sino por las estadísticas e ingresos que representan para la Industria Cosmética y de cirugía plástica Surcoreana.


Datos duros sobre el impacto económico de los Flower Boys:
  • Durante el 2011, los surcoreanos invirtieron más de 495 millones de dólares (mdd) en tratamientos faciales, cifra que supone el 21% de las ventas mundiales. (Euromonitor International)
  • Según Amorepacific, firma cosmética masculina líder de ese territorio, durante este año las ventas aumentarán hasta alcanzar los 885 mdd.
  • En cirugía estética las cifras también son considerables. Corea del Sur es el octavo país con mayor número de intervenciones, siendo los implantes de cabello y las rinoplastías los más solicitados entre los caballeros. 
  • En promedio, el hombre coreano gasta más en productos de belleza que cualquier otro en el resto del mundo. Para los asiáticos una piel bella es sinónimo social de éxito, acorde con un estudio realizado por la Australian National University.

El fenómeno social se ha visto favorecido por la aparición de celebridades masculinas en espectaculares . 

 


Cho Won-Hyuk comprando productos para su rutina diaria: "Tener una piel limpia y pulcra me da una mejor imagen"

Incluso los futbolistas anuncian con regularidad productos para la piel y maquillaje. Ahn Jung-hwan, jugador de soccer de la Copa Mundial surcoreana, protagoniza la publicidad de Essor White  

En Corea, un hombre que utiliza maquillaje es percibido como competitivo y seguro. Son nuevos ideales que se oponen al canon antiguo de hombre coreano atractivo, más rudo y fuerte. 

Las muestras de esta creciente tendencia son tangibles y cotidianas: En un concurrido café de Seúl, capital de Corea del Sur, una chica retoca el labial a su novio mientras platican; en una departamental, el guardia que vigila la puerta principal lo hace con el rostro empolvado; la Aerolínea Korean Air imparte cursos anuales de maquillaje para sus auxiliares de vuelo masculinos...




Más estadísticas, testimonios y posturas en:




Referencias visuales:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este espacio!