Holi: Festival de Color, Alegría, Manjares y Fé.

Daniel Berehulak/Getty Images

Hace pocos días me topé con un lindísimo video que combina el efecto slow motion con un festival de alegría y color. No era la primera vez que veía algo relacionado con el festival hindú Holi, pero si era la primera vez que me impactaba tanto. Desde ese día no dejo de pensar en lo maravilloso que debe de ser la experiencia de bañarse en color y en las emociones que representa.


Como ya sabrán, me di a la tarea de investigar qué hay detrás de éste festival, para mi grata sorpresa no se trata de un simple festejo con puños de pintura, sino de un ritual que es por dentro tan magnífico como se ve por fuera.

Las imágenes nos invitan a perdernos en ese mundo de colores y aparente fantasía. Podríamos perder el habla pero, en lugar de eso, hagamos un recorrido por la historia y detalles de este festival:

Holi es una de las mayores celebraciones de India (de la religión Hindú más concretamente) y se lleva a cabo el día de luna llena del mes de Phalgun, con equivalente en el calendario gregoriano en el mes de marzo. Tambien llamado 'Festival de la Primavera', es una celebración del ocaso del otoño y la naciente y alegre nueva estación.

Así lucen los Gulal y Abeer, colores en polvo.

La lista de compras incluye, por supuesto, un arsenal suficiente de color en polvo. La denominación para ese producto es Gulal y Abeer (polvo) y Rang (líquido), y son obtenidos de manera natural para que sean amigable con la piel, incluso algunos Gulal están impregnados con hierbas medicinales a favor de la salud. Para los más jóvenes la opción son los Pichkaris, que se refieren a mecanismos de expulsión de agua en variadas presentaciones, desde tubos manuales hasta pistolas de agua a presión de Minnie Mouse.

Papri

Gujiya

Para estos 'sopesitos' se utilizaron Mathri como base


Las mujeres locales preparan Gujiya (empanadas dulces rellenas de un lácteo), Mathri (pocadillos planos de harina, agua y comino) y Papri (obleas crujientes de masa frita)para sus familias y parientes. En menor cantidad, algunas personas cocinan Papads, que son algo muy parecido a una tortilla horneada, y papas fritas tradicionales.

El origen de la celebración tiene varias leyendas asociadas, la más aceptada es la leyenda del Rey Demonio Hiranyakashyap quién exigió que todos en su reino lo adoraran. Prahlad, su hijo, ignoró la petición del Rey Demonio y se hizo devoto del Dios Vishnu, acto que provocó la ira de su padre, al grado de querer matarlo. Para lograrlo, Hiranyakashyap le pidió a su hermana Holika que entrara a las llamas ardientes con Prahlad en su regazo, pues Holika tenía el don de la inmunidad contra el fuego. Según la leyenda, Dios mismo salvó a Prahlad por su extrema devoción, mientras que la malvada Holika pereció en cenizas, pues su inmunidad al fuego sólo servía cuando entraba sola a las llamas. Desde entonces, la gente enciende una hoguera llamada Holika en la víspera del festival Holi para celebrar el triunfo del bien sobre el mal y la fé. 

Una pareja se unta pintura para recordad a Radha y Krishna. Diptendu Dutta/AFP/Getty Images

Otra leyenda notoria, es la relativa a los dioses amantes Radha y Krishna. Krishna, dios conocido por ser juguetón y travieso, estaba muy celoso de la tez blanca de Radha, pues su piel era muy oscura. Un día, Krishna le dijo a su madre Yashoda que la naturaleza era injusta al haberle dado una piel tan blanca a Radha y una tan oscura a él. Para calmarlo, la madre sabia le dijo que pintara la cara de Radha con todos los colores que él quisiera. Krishna hizo caso y pintó con muchos colores la cara de su amada, de manera que se pareciera a él. Desde entonces se acostumbra que los amantes se pinten la cara mutuamente.

Al día siguiente, es cuando se hacen los rituales referentes al color. Las tiendas y oficinas permanecen cerradas durante el día para que la gente pueda pintarse sin control alguno. Los brillantes colores de Gulal y Abeer bailan en el aire en forma de polvo y agua teñida. Los niños juegan con globos llenos de color y los Pichkaris, mientras que las mujeres y los adultos mayores forman grupos llamados tolis, que son pequeñas colonias nómadas que esparcen colorese intercambian regalos a su paso. Los rituales de teñido al aire se acompañan con el ritmo y la danza del Dholak (instrumento de percusión) y los manjares preparadas por los anfitriones.

AP Photo/Altaf Qadri

El niño de la derecha utiliza un Pichkari. AP Photo/Altaf Qadri

Daniel Berehulak/Getty Images

Reuters/Babu

AP Photo/Kevin Frayer

AP Photo/Anupam Nath

Daniel Berehulak/Getty Images

Aunque se han desarrollado más colores gracias al conocimiento botánico, los colores más tradicionales  eran: Rojo significando la pureza, el Verde la vitalidad, el azul la calma y tranquilidad y el Amarillo el espíritu piadoso.

Adjunto a la celebración, desde la página oficial del festival nos comparten algunas recetas que dicen "ayuda a festejar Holi de la manera tradicional."  La bebida más común para el festejo es la llamada Bhang, que libera el espíritu de Holi por su poder altamente estimulante. La variedad más común de Bhang se prepara con agua, marihuana, leche, almendra, garam masala (mezcla de clavo, canela y cardamomo), jengibre, agua de rosa y azúcar.

Daniel Berehulak/Getty Images





Imagenes tomadas de:

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola, muy bonita entrada, encontré esta celebración de casualidad. Estudio Diseño Gráfico y estoy haciendo una monografía sobre el color y sus estímulos y buscando imágenes en google vi una del Taj Mahal con miles de estelas de humo de colores y me puse a investigarlo y di con tu blog. En verdad debe ser una experiencia única participar del Holi y quien tenga la dicha de compartirlo en su tierra de origen más. El video en slow motion es buenisimo, el primero que vi era el comienzo del festejo desde el palacio, también la leyenda sobre Krishna y Radha es muy linda.

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este espacio!